¿Qué impuestos pagan los autónomos?

IVA

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): Esta tasa indirecta incide en el consumo y recae sobre el consumidor final. Los autónomos y profesionales actúan como intermediarios entre la Administración Tributaria y el usuario final, debiendo abonar el diferencial entre el IVA repercutido y el sufragado a sus proveedores. Este pago debe efectuarse trimestralmente.

IRPF

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): Esta carga fiscal recae sobre los ingresos generados por el trabajador independiente, quien tiene la libertad de escoger entre el Régimen de Estimación Directa Simplificada, el Régimen de Estimación Directa Normal o el Régimen de Estimación Objetiva (Módulos). En el caso de aquellos autónomos cuyas actividades se desarrollen dentro de una corporación mercantil, deberán abonar el impuesto de sociedades en lugar del IRPF.

MODELO 130

El Modelo 130 se compone del anticipo que se paga de la retribución, es decir, esto supone una liquidación fraccionada del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
Los autónomos que ejercen actividades profesionales no son forzados a presentar el modelo 130 trimestralmente, si al menos, el 70% de los ingresos obtenidos de su oficio han estado afectados con la retención o ingreso a cuenta por el pagador.
Este deberá ser entregado en los veinte primeros días naturales de los meses de enero, abril, julio y octubre.
El porcentaje a pagar por las ganancias será del 20%, sobre la diferencia entre los ingresos brutos (sin IVA) y los gastos brutos (sin IVA), para llegar al importe a ingresar.
En este modelo los datos se acumularán trimestralmente, es decir, el segundo trimestre estará formado por el primero más el segundo; de la misma forma hasta completar el cuarto trimestre del año.

Según el resultado de la liquidación, el modelo 130 deberá presentarse de la siguiente manera: en caso de ser positivo, es decir, “a pagar”, el pago podrá efectuarse en una entidad financiera, y si se encuentra domiciliado, por vía telemática por medio de la oficina virtual de la Agencia Estatal de Administración Tributaria. En el caso de que el resultado sea negativo, o sea, cero, deberá presentarse a través de Internet, en las oficinas de la Agencia Tributaria o en Correos. El Modelo 131 (empresario en estimación objetiva o módulos) también puede presentarse, calculándose con parámetros basados en el Impuesto de Actividad Económica seleccionado. Por ejemplo, los módulos de una cafetería incluida en estimación objetiva se evaluarán en función del número de trabajadores, del área, y de los metros de bar.

impuestos autonomos

Modelo 111

¿Tienes empleados o has recibido alguna cuenta de un experto?, si es así, deberás presentar el Modelo 111.
Esto implicará el pago de la cuenta, que estará formado por las deducciones que realices en los salarios de tus trabajadores, y si has recibido una factura con deducciones, también tendrás que abonarla.
Aquí te diremos como realizar una factura con retención.
Esto significa que, si tienes trabajadores, dependiendo de su situación personal y familiar, tendrás que deducir un porcentaje de su sueldo, en términos de IRPF, el cual la empresa llevará a cabo como intermediaria entre Hacienda y el empleado, en donde reducirá el importe a ingresar de la nómina, y mediante el modelo 111, lo abonará.
Además, si te llega una factura de un profesional, por ejemplo, del asesor fiscal que te hace los impuestos, tendrás que pagar la retención que te haya impuesto.
Los autónomos que realicen actividades profesionales, no anticiparán su beneficio, ya que, estarán obligados a retener a sus clientes.

Si quieres más información sobre que impuestos paga un autonomo https://apfconsultores.es/autonomo-espana-que-impuestos-tiene/