El estilo nórdico es un referente en la decoración actual. Se identifica por el empleo de la madera tanto en muebles como en suelos y por la luz de sus espacios. Es atemporal y también imprime mucho carácter y sensación agradable, de manera frecuente por el hecho de que su estilo tiene connotaciones rústicas.
Tiempo atrás se puso de tendencia para decorar nuestras casas el estilo nórdico. Os explicamos un poco en que consiste este estilo de la decoracion nordica para quienes no lo conozcáis.

Este estilo se identifica por buscar la sencillez , la claridad y la calidez del entorno.

Como su nombre señala es el estilo natural de los paises escandinavos ,como Suecia, Noruega Finlandia y Dinamarca como sabeis son paises que tienen pocas horas de luz, en consecuencia este hecho influye mucho en su decoración .

El mobiliario suele ser de madera clara como el haya y el pino o bien lacados blancos , de formas fáciles y líneas rectas . Las telas en el hogar, son de materiales naturales como el lino y el algodón que son las materias primas que se hallan en estos paises. Los tejidos los decoran a listas y con todo género de estampados. Todos los productos relativos a este estilo los puedes adquirir en la página de la decoración nórdica en la web de Ottoyanna.

Los tonos de las paredes y muebles son muy neutros, es decir, lo que es la base como las paredes y muebles es todo en blanco o bien con los colores neutros y sobre estos fondos agregan las telas, que en general son de colores vivos , lo que hace del estilo un conjunto visualmente muy alegre , aportando mucha luz y calidez al unísono.

La decoración en si, además de todo lo explicado previamente busca la funcionalidad de las cosas en un diseño y sobre todo no poner muchos muebles ni cosas, para lograr un entorno amplio y relajado.

El estilo

Comenzando por el empleo del blanco y la ausencia de cortinas, que fortalecen al límite la entrada de luz en la casa. Siempre y en toda circunstancia existe el recurso de pintar de color negro las juntas de las losas, sobre todo en las de tipo ‘metro de NY’. El negro y el blanco, son la base para lograr un look nórdico pero asimismo es preciso aplicar algo de color. En un caso así, el verde es el que rompe la bicromía ‘black & white’, presente en la silla del salón, las almohadas del sofá, la lámpara de techo y las flores naturales.

Podemos decir que el blanco es el enorme protagonista de espacios cargados de luz y amplitud, gracias a él fortalecemos estas dos cualidades y nos deja volar nuestra imaginación. El empleo de la madera como referente de la naturaleza está presente en los recubrimientos de suelos y vigas de madera, además en los centros de mesa con ramas o piñas.

Hemos leído en alguna parte sobre el estilo nórdico, también que el blanco es su color neutro, limpio, con elegancia que con un toque de color aumenta su esplendor. Si vamos a seleccionar una estancia nueva podemos apostar por él, mas asimismo lo podemos hacer si deseamos volver a diseñar con muebles, alguna estancia que ya tenemos como por ejemplo: un perchero, un anaquel, una mesa auxiliar.

En la casa, cada estancia es esencial, de ahí que en el momento de escoger apuesta con el blanco, por el hecho de que da una sensación de amplitud, ideal para casas pequeñas. El color blanco aporta iluminación, tus espacios van a quedar como más abiertos y te aportarán un mayor confort, esto te asistirá a recrearte en el dormitorio, el comedor, la cocina o bien en un rincón de la casa.

Escuchar “nórdico” te refresca, ¿no?, lo que nos incita abrir la casa, a fin de que pase el aire limpio, completar los balcones y terrazas con flores, plantas y buscar el lugar ideal en la terraza para una mesa y una silla con la que ponerte a leer, tomar algo de sol, un café y todo pensando en blanco.
decoracion nordica