Se conceptúe como una prestación social o sexual, el servicio de escort para mujeres plantea reflexiones y matices:

– Este tipo de comercio sexual, no tiene que ver con la prostitución ejercida desde la miseria, el abuso y el proxenetismo. Estos jóvenes escort son profesionales, con todo lo que ello conlleva.escorts

– Hoy en día, existe una desigualdad en términos de libertad sexual. Por ejemplo: un hombre soltero que va con bastantes mujeres es un “crac”, en cambio, una mujer que sale con varios hombres se le juzga por ser “facilona”.

– Existen mujeres, que necesitan llegar acompañadas a una reunión, por miedo a ser llamadas solteronas. O temen, ir a una fiesta llena de parejas, porque existe un rechazo por parte de otras mujeres, que las consideran una amenaza por el hecho de estar solas.

– Durante muchos años el poder contratar un servicio de escorts estaba reservada a los hombres. Será por lo que se mira con curiosidad, que una mujer con independencia económica y sexual, recurra a esta clase de servicios.

Tanto en que la razón principal y lógica es el dinero, existen hombres que pretenden convertirse en escorts, debido a la vida de alto perfil, el glamour y la sofisticación.

Fuente: escorts-valencia