Los neumaticos de invierno, necesarios para hielo y nieve

En invierno, las condiciones climáticas y además las condiciones de conducir en la carretera cambian a veces muy drásticamente. Los neumáticos de invierno, tienen que ofrecer un alto nivel de seguridad en la conducción con suelo seco, las bajas temperaturas, la nieve y el hielo. La marca M + S (también M & S o MS) está en los neumáticos de invierno y los neumáticos para todas las estaciones. Existen neumáticos M + S, que poseen una silueta de un copo de nieve en la parte lateral del neumático, siendo el símbolo de un alto nivel de calidad.

Es fundamental una buena tracción en carreteras cubiertas de hielo y nieve. Los neumáticos de invierno, con un compuesto de caucho adecuado resistente al frío, se confeccionan para dar un buen agarre incluso con bajas temperaturas. Así es, como se puede adaptar a la perfección a las superficies de carretera en invierno. Este es el momento para poderlos adquirir en Neumáticos Cobravo, los especialistas en neumáticos.

 El perfil adecuado para los neumáticos de inviernoneumaticos

Los neumáticos de invierno poseen grandes surcos y placas adicionales. Las persianas abren y cierran durante el viaje y nos aseguran el frenado óptimo y seguro en la carretera. La ventaja de usar el neumático de invierno, es que nos da la estabilidad y el buen agarre incluso en condiciones dificultosas.

 Protección contra el aquaplaning en invierno

Especialmente en invierno, debido a una película continua de agua sobre la superficie de la carretera, aparece el riesgo de aquaplaning en cualquier instante. Porque dispersan bien el agua, los neumáticos para invierno nos aseguran la reduccion del riesgo de aquaplaning y los conductores poseen el máximo control sobre el vehículo en todas las condiciones de conducción.

 Observar las normas legales

En nuestro país, cuando las temperaturas bajan de 7ºC, los neumáticos de invierno son obligatorios. A pesar de que el neumático de invierno es más seguro bajo los 7ºC, siempre se recomienda efectuar el cambio antes de que se llegue a esa temperatura, puesto que no siempre la temperatura del asfalto será superior a la ambiental.

Manejo de los neumaticos por el usuario, mantenimiento, reventon, etc..

ruedaSi eres propietario de un vehículo, debes ser responsable con el mantenimiento de los neumáticos. Ellos soportan el peso del coche, absorben todas las imperfecciones del pavimento de las calles y, también, responden a los diferentes movimientos de la conducción como la dirección, los frenazos y las aceleraciones.

 Te dejamos algunos consejos para el mantenimiento de los neumáticos de tu coche:

Es de importancia revisar con regularidad la presión. Una presión que no sea correcta repercutirá en su vida útil, comportamiento y, además, en el consumo de gasolina. La presión de inflado recomendada, la podremos encontrar en el manual de usuario del vehículo junto al asiento del conductor en el lateral de la puerta, o bien, en el interior de la tapa de la gasolina.

Cada 5.000 KM recorridos, nos debemos fijar en el nivel de desgaste que presentan.

  Algunos signos de que las ruedas están desalineadas son:

    *Notar un desgaste anormal.
*Que el volante no nos queda en posición recta.
*Sentir que el coche se vence hacia un lado cuando vas conduciendo.

  Si notas que tu volante vibra, podrá ser por:

    *Si es a alta-media velocidad: las ruedas están desequilibradas.
*Si es a baja velocidad: pueden tener posibles deformaciones en los neumáticos o en las llantas.

 Los criterios que tenemos para determinar un cambio de neumáticos serán:

   *Cantidad de Km. Recorridos.
*Control de desgaste.
*Envejecimiento.
*Estado de la carcasa.

 Al sustituir los neumáticos se deben tener presente la medida, el índice de carga y el código de velocidad originales.

El desgaste de los neumáticos, nos la manera de conducir de quien lleva el volante, de las condiciones de uso y del tipo de vehículo y carreteras por las que circula.

En los vehículos que cuentan con tracción en las cuatro ruedas,  es indispensable sustituir los cuatro neumáticos a la vez.

Es fundamental, poseer las ruedas en buen estado debido a que la mayoría de los dispositivos de seguridad del coche actúan sobre las ruedas.

Debemos tener en cuenta al instante de elegir neumáticos: la adherencia, la duración, y el silencio en su funcionamiento.

Un coche que posee los neumáticos correctos, no obtendrá problemas para circular por el hielo, la nieve, el agua o con bajas temperaturas.

Cómo cambiar un neumático

En el momento de que alguno de tus neumáticos sufra un percance y tengas que sustituirlo debes tener a mano:

*Una linterna

*Un chaleco reflectante

*Un gato hidráulico

*Una llave de cruz

Si el neumático se desinfla o revienta estando en movimiento:

Coloca las luces intermitentes del vehículo.

Disminuye la velocidad poco a poco. Si frenas muy rápido posiblemente pierdas el control del coche.

Estaciona tu coche al lado derecho de la vía y, dentro de lo posible, en un lugar con iluminación.

Ponte el chaleco, busca el triángulo y ponlo a un mínimo de treinta metros de donde estés detenido.

Saca el neumático de repuesto, la llave de cruz y la gata.

Afloja los tornillos de la llanta del neumático desinflado. No los quites, ya que el neumático podría salirse, sólo aflójalos.

Una vez que hayas aflojado todos los tornillos, coloca el gato bajo el coche, cerca de una zona que está marcada para ese fin, y comienza a girar la palanca para que el coche se comience a levantar. Nunca te coloques abajo del coche.

Ahora, ya puedes retirar los tornillos y el neumático viejo para sustituirlo por el de repuesto.

Ajusta los tornillos del nuevo neumático manualmente, baja el coche con el gato y termina de apretar los tornillos.

Finalmente, guarda el neumático, el gato y la llave en el maletero. Retira el triángulo de la calle y regresa a tu coche.

 

Fuente: neumaticoscobravo.com

Importante, ranuras y presion de los neumaticos

Ranuras: debemos revisar los dibujos y ranuras (mínimo 1,6 mm) de los neumáticos para asegurarnos un buen agarre a la carretera y evitar deslizamientos. Las marcas que existen en las ruedas, las zonas con más desgaste, nos dejan averiguar la causa por la que se está produciendo ese deterioro, lo que ayudará a prever posibles errores o negligencias que pueden aumentar en un mayor riesgo en terminología de seguridad. A mayor desgaste, más aumenta el gasto en mantenimiento y combustible.

Presión: es muy conveniente mantener los neumáticos en una presión de aire adecuada. Si están bajos, aumentará el consumo. Igualmente si se encuentran demasiado hinchados, ya que esto afecta la estabilidad del vehículo. Se recomienda revisar la presión cada par de semanas para, de esta manera, bajar la resistencia al rozamiento y disponer de un consumo reducido de combustible, además de una conducción respetuosa con el medio ambiente.

Todo el año: las ruedas de verano pueden usarse durante todo el año si la utilización del vehículo, los desplazamientos que se realizan y el clima lo permiten. Por ello, deben encontrarse siempre en muy buen estado. Si el desgaste del neumático es considerable, en el caso de la lluvia o la nieve las ruedas de verano estarán reduciendo su rendimiento. Por contra en suelo seco, su adherencia se verá aumentada.

Ahorro: con dependencia de la climatología, los neumáticos se tendrán que adaptar a cada estación. Llevar una clase de goma para cada estación nos asegura un menor desgaste, lo que redunda en la seguridad y el ahorro, pues a la larga duran más y su gasto es compensado. Es recomendable llevar neumáticos de verano, entre los meses de Mayo a Octubre.

 

Fuente: Neumáticos Cobravo

presion

Revisar los neumaticos con la llegada del invierno

 

Acabado el verano y próximo a dar la bienvenida al invierno, a muchos nos llegan las dudas, sobre que equipo algo especial deberemos colocar a nuestro vehículo, para no tener problemas ni miedos ante la llegada de la nieve a la carretera.  Debemos tener una serie de precauciones generalizadas, para cuando se circula en invierno, de forma resumida veremos una serie de consejos a tener en cuenta;

*Atención al parabrisas y las lunas del vehículo. Las escobillas tienen que encontrase en perfecto estado. Ojo con el hielo, hay que tener un raspador o usar agua templada, nunca caliente puesto que podría provocar daños en el parabrisas, también hay en el mercado, productos con base de alcohol para deshacer el hielo. Si es posible, aparcaremos el vehículo en un lugar cubierto evitando la formación de hielo con las bajas temperaturas.

*Revisaremos la batería, en invierno es cuando éste elemento sufre más, así que si da algún tipo de problema, debemos cambiarla rápidamente. Es importante mirar su antigüedad y a partir del tercer año, prestarle atención más a menudo.

*El comprobar los niveles, bien del líquido anticongelante, como el del nivel de aceite y su viscosidad que con el frío se suele poner más denso. Si todo esto que te estamos aconsejando, te resulta molesto o no dispones del tiempo necesario, te aconsejamos un taller especialista como http://neumaticoscobravo.com/ si te encuentras próximo a Granada.

*Liquido limpiaparabrisas especial para invierno, recomendamos un -20º C o mejor un -30º C. No hay peor que circular por una carretera nevada detrás de otros vehículos y no poder limpiar el parabrisas.

*Procurar mantener el deposito de combustible lo más lleno posible, por si encontramos alguna retención o avería y necesitamos la calefacción. Aunque pasa pocas veces, si tenemos el depósito con poco combustible puede llegar a congelarse, en países de la Europa Central, los combustibles contienen un anticongelante, cosa que no pasa en nuestro país (Andorra dispensa gasóleo especial en invierno). Es aconsejable, llevar prendas de abrigo por si supuestamente la avería sea de motor y no dispongamos de la posibilidad de encender la calefacción.

*Revisar el estado de los neumaticos y llevar equipos para circular por la nieve, como cadenas, etc.neumaticos

*Revisar el funcionamiento de las luces, llevar recambios.

*Conducir con mucha prudencia,  con mucha suavidad, evitando cualquier maniobra brusca (fuerte frenada, fuerte aceleración, giro excesivo del volante, etc) y siempre manteniendo las distancias.

*Llevar un pequeño Kit; Móvil con la batería cargada al máximo, linterna, agua potable, guantes, manta y un pequeño botiquín.

La presion adecuada para los neumaticos

Cuando llegamos a una gasolinera, lo primero que miramos es en el precio del carburante. Pero en todas las estaciones de servicio, existe un elemento al que no todo el mundo presta atención, pero que es primordial: el medidor de presión de neumáticos. Mantener las ruedas de nuestros vehículos, con la presión adecuada nos dará seguridad en carretera y nos dejará ahorrar en combustible. Si no nos dan confianza los manómetros de las gasolineras, lo podremos hacer en algún sitio especializado en neumáticos.

 Lo normal sería que se comprobasen por lo menos una vez al mes, e hinchar la cantidad de aire que nos recomienda la marca del vehículo. La cantidad debe ser siempre igual; la leyenda de que según la estación del año es preferible llevar más o menos aire en los neumáticos es nada más eso, una leyenda. Pero lo cierto es, que el llevar los neumáticos con poca (o mucha presión) provocará que estos se desgasten anticipadamente, y que notemos alteraciones en nuestra conducción, como la vibración del volante o un menor agarre.

Pero no es al aire, a lo único que debemos prestarle atención. Igual de importancia tiene la  atención a la banda de rodadura. Esta es la zona que está en contacto con el asfalto, por lo tanto la que más desgaste padece. La medida mínima exigida en nuestro país es de 1’6 milímetros. Por debajo de ese baremo es preciso sustituir las ruedas. No sólo porque es muy peligroso conducir así (menor tracción, mucha menos estabilidad, mayor probabilidad de un reventón etc.), sino porque nos pondrán una denuncia por llevar nuestras ruedas en ese estado y porque por descontado no pasaremos de ninguna forma la Itv. Un buen método, para que comprobemos si nuestro neumático está por debajo de los 1´6 mm, es colocar una moneda de 1 Euro en el canal. Si se ven las estrellas de la moneda es que tenemos que sustituirla. Pero la mayoría de fabricantes, nos recomiendan el cambio cuando las bandas tengan menos de 2 milímetros.

Utilizar cinco minutos de tiempo, para dar un vistazo a las ruedas nos puede evitar más de un disgusto. Eruedasn un estudio de la Fundación Española de Seguridad Vial y Michelín, indicaban que aproximadamente el 60% de los accidentes por fallos mecánicos, era a consecuencia de la mala situación de los neumáticos.

Fuente: neumaticoscobravo.com