Los psicologos de la psicologia introspectiva

 

El filósofo francés Henri Bergson (nacido en 1859) representa, en la psicología de hoy, una dirección de la psicología introspectiva. En Francia tienen una tradición psicológica introspectiva alta, cuyos jalones capitales son: Condillac, Rousseau, los ideólogos, Main de Biran (1766-1824), Royer Collard (1763-1843), y Jouffroy (1796-1842). Todo ello nos explica, que junto a Bergson hayan existido hasta hoy en día, y existen, en Francia, psicólogos introspectivos, en la obra de los cuales encontraremos de nuevo los mismos rasgos fundamentales antes estudiados. A este núcleo de la psicología introspectiva en Francia pertenecen Paulhan, V. Egger, F. Rauh, H. Marion y sobre todo Arreat (1841-1922), con sus estudios sobre la psicología del artista, y Delacroix, con sus múltiples trabajos sobre psicología religiosa. De todos modos, sólo Henri Bergson ha alcanzado una posición original, también en nuestro país en http://www.red-psi.org/psicologos/madrid.php, se han interesado por este tipo de psicología.

Los problemas capitales, según los psicologos madrid en torno de los cuales se orienta la filosofía de Bergson, no pertenecen a la psicología. Tal problemática es: el de la libertad de la voluntad, el del ser de las cosas, el de la esencia de la vida y la evolución. Sin embargo Bergson se ha ocupado de psicología y debe ser tenido en cuenta por nosotros precisamente por esto.

Los psicologos ante la edad infantil

 

Los niños disfrutan de un periodo de rápido crecimiento y desarrollo, que se considera una clara diferencia frente a la estabilidad relativizada de los adultos. No sólo son los cambios físicos asociados con la maduración, también ocurren importantes cambios sociales, cognitivos y de comportamiento mental, que tienen grandes repercusiones para la psicopatología infantil y su tratamiento.

La edad se plasma, como uno de los aspectos de importancia para tener en consideración, en lo que se cree y pronostica una conducta infantil, esto lo saben los psicologos madrid, dado que lo que puede resultar como completamente normal en una edad determinada, puede que ya no lo sea tanto en otra (pelearse, mojar la cama, miedos o actividad sexual). Las conductas de este tipo, son vistas de un modo muy diferente y tienen un pronóstico variable, según la edad del niño que las expone. De hecho, la mayor parte de los síntomas de los trastornos infantiles, son comportamientos que se adecuan, o al menos clásicos en las primeras etapas del desarrollo (hiperactividad, inquietud e incluso agresión).

En la psicología, existen estudios muy amplios sobre estas y otras conductas, aún a tan temprana edad, experiencia que disponen en consultas como http://www.red-psi.org/psicologos/madrid.php donde nos podrán ayudar en estos temas. Por ejemplo, los trabajos epidemiológicos con niños normales, nos dan que los padres informan, que una aproximación de la mitad de los niños, son inquietos, hiperactivos y distraibles;  son los síntomas más característicos del trastorno de hiperactividad con déficit de atención.

La edad, también se debe tener en cuenta, a la hora de tomar la determinación de si se ha de intervenir, la elección del modelo de tratamiento y cuándo se tiene que intervenir. Esto es una tarea complicada, debido a los cambios del sistema en los patrones de comportamiento y emocional que se da en el curso del desarrollo.